queso leonor sudao 6r

Queso Leonor sudao

7,69 PVP

Queso Leonor, tipo sudado, fabricado con leche cruda de cabra, con sabor meloso, casi dulce, lejos de un queso de cabra habitual.

Albuquerque, Badajoz. 2007 DOP
Leche: Cruda de cabra
Intensidad: Media

Producto no disponible para servirse al corte

Hay existencias (puede reservarse)

SKU: 14 Categoría: Etiquetas: , ,

Historia de nuestro queso Leonor sudao

Este Queso Leonor, del tipo sudao. debe su nombre a Doña Leonor de Alburquerque. Leonor de Alburquerque fue esposa de Fernando I de Aragón y madre de Alfonso V de Aragón, rey que lo fue de toda la Corona de Aragón.

La cabra del lugar, verata, es un bello animal, negro, con ojos de fuego. Es originaria de La Vera, de donde toma su nombre, en el noreste de la provincia de Cáceres. Hoy, aunque se está tratando de recuperar la raza, no es demasiado utilizada para la producción de leche, dado su escaso rendimiento en comparación con otras primas.

En tiempos lejanos, como cuatro o seis siglos atrás, en Alburquerque no existían queserías, sino que cada familia elaboraba en casa un queso para consumirlo durante la semana siguiente, aprovechando la leche ordeñada de los animales del corral. Por eso no había instalaciones para el madurado. Era un queso fresco de pasta prensada al que se denominaba quesadilla. Sin embargo, durante el invierno, y gracias al descenso de las temperaturas, sí se llegaban a curar durante seis u ocho semanas. Un pastor trabajaba para todos los vecinos del pueblo, encargado de sacar los animales cada día a pastar por la dehesa. A la vuelta, cada cabra sabía regresar a su corral sin que nadie tuviese que decirle nada. Entre todos los vecinos se reunía la compensación que se entregaba al pastor, quien vivía de este trabajo. El último pastor comunal de Alburquerque se retiró a mediados del siglo XX.

Herencia de aquella tradición es la quesería Doña Leonor de Alburquerque. Comenzó su actividad en 2007, con quesos principalmente de leche de cabra. Jesús, el maestro quesero, de destacada valentía, hizo buena palanca en masas de cuajada sazonada con setas, jamón y otros aditivos de buena despensa. Igualmente, embadurna algunos ejemplares con pimentón de La Vera o una mezcla de orégano y romero. Todos ellos son maravillosos, pero me permito el lujo de preferir este queso de tipo Sudao. El apelativo Sudao viene de las lágrimas que el queso emana cuando llega el verano.

Cuando abrimos una pieza notamos que tanto su tamaño como el avance del cuchillo nos dan muestras de su cremosidad. Tiene un color anaranjado muy característico. Su aroma es agradable e intenso.  Su pasta es relativamente blanda, bastante cremosa.

En la boca no nos va a hacer pensar en cabra, sino en una melosa oveja, de carácter pero nada agresiva. Su corteza puede ser algo terrosa, pero hay que probarla por la diferente textura que tiene comparado con la pasta.

Quien lo prueba, repite.

Información adicional

Peso 0390 g
Curación

Más de 3 meses

A la vista

Cilíndrico, de unos 4 cm de altura y de 15 cm de diámetro. Corteza anaranjada, rugosa.

Presentación y corte

Piezas de unos 400 gramos. Firme pero ligeramente blando. Sin apenas ojos.

Al gusto

sabor meloso, casi dulce, lejos de un queso de cabra habitual.

tamaño

cuarto, entero, medio

Valoraciones

No hay valoraciones aún.

Sé el primero en valorar “Queso Leonor sudao”

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *