Mazuelo MuchoPixel

Mazuelo

5,40

Un queso azul de cabra muy poco común. Su textura en boca lo hace singular. Es cremoso, con personalidad, muy elegante. Gusta incluso a los detractores del queso azul.

Se sirve en cortes de unos 200 gramos. Si prefieres otra cantidad, ponte en contacto con nosotros en el 618 226 204 o pedidos@quesofagos.com.

La Nava de Ricomalillo, Toledo
Leche: Cruda de cabra malagueña
Intensidad: Elevada

Hay existencias (puede reservarse)

SKU: 44 Categoría: Etiquetas: , , , , ,

Historia de nuestro queso Mazuelo

Mazuelo es uno de los nombres con que se conoce una uva tinta oriunda de Cariñena (Zaragoza) y extendida por todo el Mediterráneo. Sin embargo, también es un queso azul producido por la Quesería de la Jara en la provincia de Toledo.

Son varias las particularidades de este queso. La primera es que se parte de leche (cruda) de cabra para hacerlo. No es común encontrar queso azul de cabra. Tan solo un puñado de queserías lo elaboran, animadas casi todas en los últimos tiempos. Tradicionalmente, la cabra se distribuye en todas las sierras litorales, Extremadura, Canarias y el centro de la Península y el Pirineo. En la mayoría de las zonas no ha habido una receta de queso azul en la que la cabra interviniese sino compartiendo el estrellato con vacas, ovejas o ambas, principalmente en Asturias y Cantabria. Así que estamos ante un queso de reciente creación.

Para producir el Mazuelo se ejecuta una coagulación enzimática. La cuajada se corta en un tamaño más bien grande que se moldeará en un tamaño cilíndrico de muy mayor altura que diámetro. El responsable de los dibujos azules en su masa es el penicillium roqueforti, moho que necesita aire para poder vivir y, por tanto, para desarrollarse a lo largo de la pasta del queso. Por eso no se prensa una vez moldeado, para que las piezas de cuajada mantengan ciertas oquedades entre sí, a través de las cuales pasa el aire para que la vida interior perdure. A otra escala, sería como los rompeolas, formados por grandes bloques de hormigón que permiten que el agua circule entre ellos.

Fue en 2015 cuando se iniciaron las elaboraciones en La Nava de Ricomalillo, en la comarca toledana de La Jara. Allí tiene la familia también su cabaña de cabras malagueñas, en régimen semi-extensivo. Una cuidada alimentación e higiene son los ingredientes que permiten utilizar la leche sin pasterizar para la elaboración de los quesos. Y la alimentación, el pastoreo, la raza y el cariño al rebaño son los actores para ir más allá de un queso normal y llegar a una manifestación de sensaciones verdaderamente más allá de lo común.

En la Quesería de La Jara se producen otros quesos además del Mazuelo, entre los que contamos Umbría de los charcos y el Neverito.

Información adicional

Peso 200 g
Dimensiones 13 x 13 x 3 cm
Curación

Más de dos meses.

Presentación y corte

Cilíndrico de unos 13 cm de diámetro y 20 cm de altura.

A la vista

Piezas en torno a 2,3 Kg. Pasta frágil, cremosa, con abundantes ojos, de color blanquecino, manchado por radiculaciones azules de Penicillium Roquerforti.