Baldat

Baldat

8,38

El Baldat es un queso ecológico, de leche cruda de vaca, elaborado por Formatges La Balda en Sant Martí de Llémena (Gerona). Coagulación enzimática y pasta cocida. Aroma a humedad y mantecoso en boca. Matices de frutos secos y un ligerísimo toque picante.

Se sirve en porciones de unos 250 gramos. Si prefieres otra cantidad, ponte en contacto con nosotros en el 618 226 204 o pedidos@quesofagos.com.

Sant Martí de Llémena, Gerona. 2012
Leche: Cruda y Ecológica de vaca
Intensidad: Media

Agotado

SKU: 49 Categoría: Etiquetas: , , , ,

Historia de nuestro queso ecológico Baldat

De La Balda, el Baldat. El nombre de La Balda tiene que ver con el mote que la familia de Pablo tenía en el pueblo valenciano donde se remontan sus generaciones. Y en homenaje a ese nombre, decidió bautizar este queso como Baldat.

La historia de la quesería La Balda se remonta pocos años atrás, a 2012. Apasionado de la Naturaleza y profesionalmente ligado a ella, Pablo decide embarcarse en una actividad que intensifique sus vivencias y le permita hacerlo con su familia. Así, se hace con un terrenito en la zona gerundense del Valle de Llémena, donde con tiempo y buen gusto, construyen su casa y una quesería.

Respetando escrupulosamente la marcha de la vida, Pablo decide abastecerse de leche de producción ecológica de dos ganaderos locales de su confianza, situados en Pla de l’Estany y en la Garrotxa, donde las vacas viven alegremente lejos de los establos, pastando libres por los campos de la zona. Por si quedaba alguna duda, en su alimentación no entran los ensilados.

Tras la creación del Fermió, queso que puedes encontrar en la tienda quesófaga, y la solidez de su proceso, Pablo asienta la solidez del Baldat, un queso de pasta cocida, al estilo de los alpes franceses. Su talla de 15 a 20 kilos de peso permite a estas piezas una evolución lenta pero homogénea y muy noble.

Inspirado en el Beaufort, el Baldat tiene una pasta firme, ligeramente flexible. Se produce en piezas entre 15 y 20 kilos que se maduran, como mínimo, un año. La cuajada que Pablo elabora, será cocida como es tan común en la zona de los alpes. Esa cuajada se moldeará al modo tradicional, dentro de un anillo que originalmente es de madera. Hay algunas diferencias entre el Baldat y la joya de Saboya y una es el talón cóncavo que se aprecia en los quesos franceses. Su corteza es de color pardo y su pasta es entre marfil y amarillo pálido, sin ojos.

En boca, tenemos un queso de firmeza dúctil al cuchillo, que llegará a nuestra boca de una pieza. Cuando comencemos a degustarlo, pronto notaremos su carácter fundente. Algunos cristales de tirosina sazonarán un sabor intenso y persistente, con notas a nueces y un final que puede llegar a picar muy discretamente.

Otras joyas de La Balda que te ofrece la tienda quesófaga además del Baldat son el Golany y el Fermió.

Información adicional

Peso 250 g
Dimensiones 15 x 25 x 6 cm
Curación

Más de un año.

Presentación y corte

Cilíndrico de unos 50 cm de diámetro y 12 cm de altura. Piezas entre 15 y 20 kilos.

A la vista

Corteza limpia, parduzca. La pasta cocida es consistente, ligeramente elástica, de color pajizo, con algunos pequeños ojos.

Al gusto

Aroma a humedad. En boca es persistente, mantequilla, nueces, ligerísimo picor. Algunos pequeños cristales de tirosina.

Valoraciones

No hay valoraciones aún.

Sé el primero en valorar “Baldat”

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *