was successfully added to your cart.

Barruca de leche

By 9 febrero, 2017Quesos

Historia de nuestra barruca de leche

La barruca de leche es de los quesos más jóvenes que presenta 3 Valles Pasiegos, con apenas dos meses de curación. En un formato que se acostumbra poco a ver en el mercado, como si de un ladrillo de adobe se tratase, dentro de una corteza de franca definición, se esconde una pasta algo cremosa que en la boca nos recordará de lejos a la mantequilla. Su acidez, típica de quesos de vaca jóvenes, sólo es un incentivo más a su cata.  Es un queso éste que satisfará a los menos atrevidos, por su suavidad y, a pesar de ella, dejará quizá boquiabiertos a los gourmands que prefieren los quesos potentes.

Decir 3 Valles Pasiegos es decir Tomás Pérez. Este abnegado artesano del queso, con una capacidad de trabajo que sólo la calidad de sus productos supera, consigue con cada creación una nueva obra de arte. Algunos de sus productos han obtenido destacados premios y seguro que se va a convertir en un habitual del medallero.

El repertorio de Tres Valles Pasiegos se basa en parte de la leche cruda de vaca de una cabaña de 100 animales que ha obtenido la más alta certificación sanitaria posible durante los diez últimos años. Además de sus quesos, también podemos encontrar, si la temporada lo permite, algunos otros manjares como sus celestiales quesadas.

Denominación comercial: Barruca de leche.

Dónde: Prases – Corvera de Toranzo (Cantabria).

Leche: Cruda de vaca frisona.

Coagulación: enzimática.

Curación: dos meses.

A la vista: Paralelepipédico, de unos 15 cm de longitud, 10 cm de ancho y 6 cm de altura.

Presentación y corte: Pieza de unos 750 gramos, con corteza de color anaranjado. La pasta es firme pero tierna. De color blanquecino, con escasísimos y pequeños ojos.

Al gusto: ligeramente cremoso. Suave acidez y más cercana dulzura, sabor a mantequilla de fondo.

Leave a Reply